Consejos Sentimentales de una Tarotista Feminista

No digo nada que no sepa todo el mundo que cuando alguien consulta el oráculo del tarot, incluida una servidora, el 90% de las veces es un tema relacionado con los sentimientos.

 

Hay de todo tipo, tantas consultas como personas pueden consultar, sin embargo el amor, amar y ser amados es lo que más preocupa a las personas que me consultan.

Ya desde hace años he leído mucho sobre el tema: cómo nos afecta el amor a los seres humanos, como son los rituales de cortejo.. Si, rituales de cortejo, he dicho, seguimos siendo animales, por muy racionales que queramos ser.

 

En esta entrada me voy a centrar en dar unos pequeños consejos a todas aquellas mujeres que desean que su relación funcione, que quieren encontrar a ese alguien especial y que muchas veces nos consultan con dudas y temores. Ya habrá otra entrada para los hombres, que también consultan.

 

CONSEJO DE LA SACERDOTISA

La Sacerdotisa representa la creación y la multiplicación, su número es el 2. Representa a la mujer creadora por si misma, sin necesidad de complemento. Es la conocedora de la sabiduría ancestral, de la que es visible y de la que no lo es.

Es capaz de encendrar sin ser inseminada. Unos pueden ver en ella a la Virgen, otros a las antiguas sibilas del templo de Apolo. Es esa mujer que tiene la visión y que sabe que lo que ve es la Verdad.

 

Es la que se comunica con los otros mundos, es la que sigue su intuición. y su consejo es precisamente este: SIGUE SIEMPRE TU INTUICIÓN, porque es un don femenino primordialmente y porque nunca te fallará.

 

La Sacerdotisa sabe lo que la buena chica ignora, el misterio y la confianza en una misma es lo que nos hace más atractivas. Seguir nuestra intuición nos guiará hacia la persona que de verdad cabe en nuestras vidas. Para poder escuchar a nuestra intuición debemos dejar de lado las presiones de la sociedad, nuestros deseos de agradar o de nuestro ego que nos dice que tenemos que conseguir a un hombre a toda costa. La Sacerdotisa sabe que domina ambos mundos, el material y espiritual, y nunca los deja de lado. Cuando conozcas a un hombre y en ese primer encuentro no te dé buena espina, estate alerta, no te saltes a tu intuición.

 

Ella es esa vocecilla tenue y suave que te dice que esa persona no es de fiar, o que si lo es. y como todas sabemos al final lo que nuestra intuición sabe se confirma. Nunca estás sola, estas contigo misma, ten la seguridad que vales mucho más sabiendo lo que hay dentro de ti que buscando la confirmación de los demás.

 

CONSEJO DE LA EMPERATRIZ

La emperatriz simboliza a la mujer terrenal, la dadora de vida. podría ser Eva, en su mandato carnal.

La belleza y el encanto femenino se ven reflejados en esta figura arcana, Su número es el 3, el cual nos trae a la Trinidad, y a la fecundación. La Emperatriz es fecunda, como la tierra y es estable, en su estallido de creatividad.

El consejo sentimental de la Emperatriz es que LA MUJER ES PODER Y NO DEBEMOS DAR DEMASIADO. Debemos ser conscientes de nuestro poder y de como usarlo, y debemos también saber cuando dar ese poder y cuando no. Es fácil atraer a un hombre por la sensualidad, eso no es ningún misterio. Pero lo difícil es que se sienta siempre atraído.

Para eso debemos otorgar nuestros poderes femeninos a quién se lo merezca y no regalarlos, para que luego no se aprecien. Todas las mujeres somos emperatrices, de nuestro cuerpo. y gobernamos sobre él. Este cuerpo es nuestro templo y en él solo debe entrar el que sea merecedor de ello. La Emperatriz es paciente, porque sabe que la persona adecuada llegará, no se ofrece, sino que se deja ofrecer. Cuando un hombre tiene demasiado de una mujer es como cuando regamos demasiado una planta, la matamos. Al dar demasiada importancia a un hombre estamos sellando el fin de una relación. Así que como Emperatriz, da a quien se lo merezca.

Y si tu hombre te toma por sentada. No te preocupes, quédate quieta, siéntate, y quítate el contacto. LOS HOMBRES SOLO REACCIONAN A LA FALTA DE CONTACTO.

Cuando mantenemos una actitud distante en la que no todo gira en torno a nuestra pareja, el misterio y el miedo a perdernos aumenta y es cuando el instinto cazador del hombre se vuelve a encender. Nunca debemos olvidar que somos las dueñas de nuestro destino, y que nadie nos puede dar o quitar nada que nosotras no queramos.

CONSEJO DE LA FUERZA

La Fuerza es el número 8, y representa a una mujer que domina a un león. La fuerza simboliza el coraje, la valentía y la grandeza de controlar nuestros instintos animales. Representa la gran fuerza de la mujer y su voluntad de evolucionar junto al hombre. La fuerza de voluntad que guía a la Humanidad en la búsqueda de la felicidad y de un mundo mejor, perdido, que podríamos identificar arcanamente como el Paraíso, de Adán y Eva.

Es una de las cartas más poderosas del tarot, Alister Crowley la definió como la Lujuria, pero representa en realidad una sexualidad controlada, una sexualidad que elige, sabiamente. Esta carta nos habla de que la mujer es la dueña de la puerta a la fecundación y que es muy bien capaz de elegir, y de hecho lo hace y debe hacer, al varón que cruzará dicha puerta.

El consejo de esta carta es LA FUERZA DE LA DECISIÓN Y DE LA ELECCIÓN DE LA PAREJA, y el poder de la sexualidad femenina.

La Fuerza nos invita a controlar, medir y dominar nuestros instintos en nuestro propio beneficio. Saber diferenciar lo que es el sexo de lo que es el amor y quién se hace merecedor de ambos. Por el sexo no llega el amor, y mucho menos si no nos amamos a nosotras mismas primero. Es también una carta de amor propio, y de esa fuerza que hace que nos amemos, para poder amar al otro. Para así encontrar al hombre que realmente sea capaz de apreciar el valor que la fortaleza de una mujer, y así amarla.


El tarot nos habla siempre de equilibrio en el universo, de que las fuerzas en oposición se complementan y representa arcanamente las verdades universales, y así la posición de la mujer en el universo, la vida y la experiencia humana.