Consultas de tarot: Tu pasado, tu presente y tu futuro

consultas de tarot

 

La lectura de las cartas es una técnica de adivinación que se ha utilizado durante miles de años, para ayudar a comprender muchos aspectos de nuestra vida. Las cartas del tarot nos ofrecen una interpretación de cómo funcionan las personas en los distintos aspectos de la vida. Cada uno de los significados de las cartas es importante, pues todas contienen misterios distintos. Son los tarotistas los especialistas que nos pueden revelar cuáles son los secretos de las cartas, ellos nos pueden ofrecer una nueva perspectiva en los asuntos del amor, en nuestra carrera profesional o en nuestro desarrollo personal. Las consultas de tarot nos indicarán cuál es la tendencia de nuestras preocupaciones del momento.

 

Cuando vayas a hacer la tirada de las cartas, debes hacerlo en un estado de ánimo tranquilo, evitando preguntas que sean negativas o malintencionadas. Elije el tema que quieres consultar, concéntrate y haz la pregunta.

 

La primera carta de la tirada se refiere al momento presente, nos muestra cuál es nuestro estado de ánimo, frente a la pregunta.

 

La segunda describe cómo es la naturaleza de las circunstancias que rodean a la cuestión.

 

La tercera carta nos indica la respuesta de las cartas del tarot a la pregunta planteada.

 

En una consulta de tarot por teléfono, después de presentarnos y saludarnos, se empieza con la exposición del asunto sobre el que centrar la consulta. Cuando se barajan las cartas es necesario que, tanto el tarotista como el consultante estén concentrados en el asunto objeto de la consulta. Cuando hacemos la consulta del tarot por teléfono nos es imposible ver barajar las cartas al tarotista, en este caso lo mejor es esperar en silencio. Una vez barajadas las cartas, se corta y se separan en 2 montones, se coloca uno encima del otro y empieza la tirada.

 

Se puede hacer primero una tirada general, para luego hacer tiradas de 3 o 5 cartas sobre cosas puntuales. Muchas veces, con la tirada general ya se ven claras las cosas.

 

A la vista de lo que muestran las cartas, el tarotista interpretará lo que quieren decir. Este es un proceso interactivo en el que la persona que pregunta puede exponer su opinión, pedir aclaraciones o puede confirmar o desmentir lo que sugieren las cartas.

 

Si algo no ha quedado claro respecto a lo que habíamos preguntado, podemos volver a plantear una pregunta más concreta, y así, clarificar la respuesta.