El Tarot Medieval

 

 

La primera que un mazo del Tarot Medieval de Guido Marchesi llegó a mis manos tuvo un poder hipnótico para mi. Y es que a pesar de ser un tarot de factura moderna, tiene una calidad gráfica impresionante, absolutamente hipnotizarte, con detalles y simbolismos muy acertados.

 

La virtud de un buen tarot es que nos ayude en la visualización de una predicción, para eso las ilustraciones son vitales. También es bien cierto, que hay tarots con menos imaginería que otros, y que la madre de todos los tarots: el Tarot de Marsella, que además de ser la base es el más antiguo que conocemos, es un tarot sumamente simple y tiene muchísimos adeptos.

 

Por mi parte, de siempre he confiado en el Tarot Rider, y es con el que me manejo más a menudo, pero mi amor por el Tarot me ha llevado a utilizar innumerables barajas, y como digo, este Tarot tiene algo que enseguida atrae al amente tarotista.

 

Las ilustraciones y los significados se han inspirado en el Rider-Waite, se ve la base de este tarot en los simbolismos de muchas de las cartas de iconografía medival. Tienen un simbolismo más alquímico, las tiradas aconsejadas por sus creadores son notables, como el Método Quiromántico, que une quiromancia y tarot en su tirada. Los significados se han simplificado, por lo que resultará más fácil de aprender para el neófito.

 

Aquí dejo una muestra de esta maravillosa Ars Memorandí, que es una técnica medieval para el desarrollo de las dotes intelectuales y adivinatorias. Este fue, sin duda, el origen de los primeros tarots, o “libro mudo”, que enseñaba las normas de la auténtica nobleza. Por eso este tarot enseña y descubre al que lo utilice que gracias a reglas simples y al mismo tiempo profundas, cada individuo puede seguir un camino de perfección que le conduzca hacía una escala invisible desde el mundo material a la dimensión espiritual.

 

medieva2

medieva3

medieva4

medieva5

medieval1

Tarot Autor: Guido Zibordi Marchesi