El tarot y la sexualidad

sexualidad y tarot

 

La sexualidad es una vía de expresión humana con diferencias en la forma de manifestarse, desde el punto de vista masculino y femenino. A la vez que hay diferencias de sexo existen muchas diferencias caracterizadas por el entorno cultural o social donde se desarrolla esta actividad.

 

El acto sexual -en sentido místico- es el único momento en que masculino y femenino se unen y coexisten. Y este momento es una fuente de enorme poder. La mayor parte de la gente lo llama “pasión”; pero para los iniciados en la magia representa un poder mucho mayor que puede emplearse y controlarse para alterar y transformar la realidad.

 

El tarot tiene un significado sexual ya que el ser humano expresa gran parte de sus emociones de forma sexual. Para el tarotista la sexualidad no es buena ni mala, solamente es y forma parte de nosotros. El sexo se entiende como compensación energética para formar un conjunto unitario. La energía masculina solar necesita de la energía femenina lunar, la primera es un principio activo y la segunda un principio pasivo y al unirse forman equilibrio.

 

En el tarot, según el palo, se pueden identificar las siguientes actitudes:

 

  • El palo de Bastos indica una actitud fogosa.
  • El palo de Copas una actitud afectuosa.
  • El palo de Espadas una actitud sexual pasiva.
  • El palo de Oros una actitud sexual innovadora.

 

Los arcanos y su significado a nivel sexual:

 

El LOCO: Busca la novedad. Inocencia. Sexo libre.

 

EL MAGO: Habilidad sexual. Persona que gusta del arte sexual y que “le pone interés”.

 

LA PAPISA: Frigidez. Promiscuidad. Los dos extremos. Tendencias sexuales en que uno no se implica emocionalmente de modo que puede vivir el sexo como negación.

 

LA EMPERATRIZ.: Relaciones normales. Satisfactorias aunque a veces exentas de imaginación. Posibilidad de embarazo. Puede producir aburrimiento en el tema debido a una relación de varios años.

 

EL EMPERADOR: Rutinario. El hombre puede tener poco interés en ocuparse de la pareja. Tradicionalismo.

 

EL SUMO SACERDOTE: Relaciones escasas o incluso nulas. Persona recatada que no da al sexo excesiva importancia.

 

LOS ENAMORADOS: Aventuras sexuales. Importancia del sexo en la pareja. Amantes.

 

EL CARRO: Sexualidad controlada. Persona capaz de no dejarse arrastrar por sus impulsos. Equilibrio.

 

LA FUERZA: Sexo apasionado. Buena relación con lo sexual. Técnicas de redirección de la energía sexual (tantra). Sublimación del sexo.

 

EL ERMITAÑO: Inapetencia. Largo período sin relaciones. Represión sexual. Una visión negativa respecto al sexo.

 

LA RUEDA DE LA FORTUNA: Cuando toca. Sexo ocasional. Persona rutinaria y poco imaginativa en la cama .Largo período sin posibilidades en lo relativo a lo sexual.

 

LA JUSTICIA: Sexualidad equilibrada. Tomar una decisión respecto a una relación especialmente sexual (atreverse, abandonarla, etc…).

 

EL COLGADO: Impotencia, frigidez, anorgasmia. Represión sexual. Ausencia de relaciones. También puede indicar una dependencia de relaciones.

 

LA MUERTE: Tema cerrado. Nula actividad sexual. Cambios en las tendencias o pareja.

 

LA TEMPLANZA: Equilibrada. No es persona de grandes locuras en este campo. Puede augurar un período de cierta frialdad o abstinencia.

 

EL DIABLO: sexualidad apasionada. Vicio o perversión. Buen amante. Aventuras sexuales. Promiscuidad. Fantasías eróticas.

 

LA TORRE: sexualidad nula. Impotencia. Problemas que dificultan o anulan la vida sexual.

 

LA ESTRELLA: probablemente no sea muy satisfactorio. Más basado en el amor que en lo físico. Sexo más mental que físico, fantasías sexuales. Miedo a vivir lo que se desea.

 

LA LUNA: Fuerte y apasionada. Romántica. Aventuras sexuales. Engaños amorosos. Amantes. Peligro de desviaciones. Acompañado de cartas del mismo sexo del consultante puede sugerir homosexualidad.

 

EL SOL: Pasión. Sexualidad intensa, aunque en ocasiones puede ser egoísta por parte del hombre. Potencia sexual aunque no necesariamente imaginación.

 

EL JUICIO: Final de una época apática. Nuevas relaciones sexuales. Reactivación.

 

EL MUNDO: Gusto por la variedad. Persona que ha vivido mucho y se le nota. Relaciones diversas, sin implicación.