La magia de las gemas

gemas1

 

Las piedras y los cristales tienen grandes propiedades energéticas que ayudan en la meditación, la sanación e incluso la magia debido a que liberan poderosas energías positivas. Los cristales y gemas han sido usados durante miles de años como adornos físicos y también para decorar, sanar, proteger y celebrar rituales mágicos y ceremonias religiosas.

 

Son los especímenes más estables y organizados de la materia en el mundo natural y representan el estado de menor entropía (desorden) posible. Todas las estructuras cristalinas están formadas por átomos ordenados tridimensionalmente y siguiendo una secuencia matemáticamente precisa. Esta estructura de cristalización confiere un alto nivel de estabilidad. También da a los cristales sus colores únicos, dureza y propiedades físicas, geométricas y sutiles.

 

Las gemas y cristales tienen una asombrosa capacidad de absorber, almacenar, reflejar e irradiar luz en forma de campos inteligentes de energía estable que incrementan el flujo de fuerza vital en los cuerpos físico y sutil. Aplicando esta energía estable, o resonancia cristalina, de manera coherente y enfocada a los sistemas de energía disfuncional se les devuelve la estabilidad y el equilibrio.

 

Alineados con el cielo. Los cristales nacieron del útero de la Madre Tierra, lo que les da su aura única de magia y misterio. Nunca pierden su color, brillo, belleza o valor, y en muchas de las antiguas civilizaciones esto los alineaba con el mundo de los espíritus y el cielo. Según las pruebas que disponemos, el empleo de cristales o gemas en joyería se remonta al menos a la era del Paleolítico. Los primeros relatos escritos de la sanación con cristales proceden, posiblemente, de los antiguos egipcios, quienes poseían recetas detalladas sobre el uso de gemas o cristales, como la malaquita, para sanar.  Los cristales se mencionan muchas veces en la biblia, y en los círculos metafísicos se cree que ciertos cristales están sintonizados de manera natural con el reino angélico. Dicho alineamiento se debe a su color, a su apariencia angélica o a su nombre, como angelita o celestita. También puede deberse a su alto nivel de resonancia, que sintoniza de manera natural a quien lo lleva con los reinos espirituales más elevados. Emiten vibraciones curativas que pueden aliviar trastornos físicos, emocionales y mentales, esa terapia se conoce como la Cristaloterapia o Gemoterapia.

 

Hay piedras que se utilizan igual en bruto que talladas, como el cuarzo, otras desempeñan mejor su función si son pulidas o talladas como el granate, o si están en su estado natural, como la amatista. Generalmente los cristales opacos (malaquita, lapislázuli, hematíe,…) son receptores de energía en mayor grado que emisores, y los transparentes (cuarzo, aguamarina, amatista y diamante) son emisores y regeneradores. Según sea su estado, forma o color desempeñan distintas funciones.

 

GEMAS Y COLORES

 

Según sea su estado, forma o color desempeñan distintas funciones. Estas son algunas:

 

  • Gemas Verdes: La más utilizada es la malaquita que equilibra todo el organismo pero especialmente el ciclo menstrual.

 

  • Gemas Rojizas: Activan el alma y el cuerpo. Aportan la energía vital, ayudan a reaccionar y estimulan la valentía. Favorecen la autonomía personal y el lado dinámico y positivo de las cosas. El granate estimula la función sexual; el rubí, la fuerza vital, y el coral alivia los dolores menstruales.

 

  • Gemas Amarillas: Desarrollan el sentido de la organización, la consciencia de la personalidad. Estimulan las capacidades de mandato, la ascensión social y la confianza en sí mismo.

 

  • Gemas Ocres: El ámbar depura el organismo, y el topacio dorado refuerza el corazón y ayuda a equilibrar el sistema nervioso.

 

  • Gemas Blancas: La Kunzita es excelente para solucionar los problemas emocionales y favorecer la auto-expresión, mientras que las piedras lunares alivian el dolor abdominal.

 

  • Gemas Anaranjadas: La cornalina favorece la curación de las heridas y el ópalo de fuego disuelve las piedras del riñón, los cálculos biliares y el ácido úrico.

 

  • Gemas Negras: Permiten anclarse en la realidad, mantener los pies en la tierra y conservar el sentido de la medida. Ayudan a hacer frente a los miedos y las angustias, transformándolas.

 

  • Gemas Translúcidas: Favorecen la meditación y desarrollan la intuición y la clarividencia. Permiten elevar el espíritu y facilitan la claridad de pensamiento. Amplían el campo de comprensión.

 

gemas2

 

 

PROPIEDADES DE GEMAS Y CRISTALES

 

Los cristales y las piedras son las joyas de la naturaleza y nuestros primeros maestros. Esté abierto a sus energías y escuche lo que tienen que decirle. Las Propiedades de algunas de las piedras preciosas y semipreciosas usadas más comúnmente son:

 

ÁGATA AMARILLA: De color amarillo grisáceo. Proporciona equilibrio emocional.

 

ÁGATA AZUL: Con estrías blancas en variaciones de azul de claro a oscuro. Proporciona serenidad, percepción e intuición.

 

ÁGATA CORNALINA: De color rojo naranja. Proporciona creatividad. Espontaneidad e imaginación.

 

ÁGATA FUEGO: De color rojo profundo. Proporciona energía y despierta el espíritu de lucha.

 

ÁGATA MARINA: De color verde traslucido o celeste. Proporciona comunicación y fidelidad.

 

ÁGATA MARRÓN: De color marrón con estrías beige. Proporciona energía emocional y cósmica.

 

ÁGATA VERDE: De color verde en todas sus gamas. Proporciona alegría y activa la circulación.

 

AMATISTA: De color violeta en todas sus gamas. Proporciona desarrollo y protección. Así como cambios espirituales.

 

 

AMAZONITA: De color verde con estrías amarillas. Proporciona el desarrollo de la creatividad y el aumento de la comprensión.

 

APATIÍTA: De color amarillo, verde y púrpura. Proporciona entendimiento y comunicación.

 

CINABRIO: De color rojo intenso. Proporciona una activación de la circulación, aumenta el coraje e intensifica las emociones.

 

CITRINO (Topacio del Brasil): De color en la gama del dorado y marrón. Proporciona equilibrio y fuerza de voluntad, así como acelera la capacidad pensante.

 

CUARZO AZUL: De color azul con tonalidades verdes. Proporciona armonización de cuerpo y espíritu.

 

CUARZO BLANCO: De aspecto transparente. Proporciona una poderosa armonización de intelecto y físico.

 

CUARZO ROSA: De color rosa en todas sus gamas. Proporciona armonía y comprensión, ideal para ajustes afectivos.

 

CUARZO VERDE: De color verde en todas sus gamas. Proporciona mayor vitalidad, logrando un equilibrio de los biorritmos.

 

DIAMANTE: De color traslucido, rosado, amarillento, azul, verde o gris. Proporciona una apertura mental y una conexión física, que permite el aprovechamiento integral de la capacidad de las fuerzas del inconsciente.

 

ESMERALDA: De color verde, con jardines en su interior. Proporciona un aprovechamiento de las fuerzas positivas del equilibrio, vigor y permite una purificación del espíritu. También neutraliza las energías negativas.

 

GRANATE: De color rojo oscura. Proporciona un aumento de la capacidad creativa y sexual.

 

HEMATITE: Gris plateado virando al negro. Proporciona una mejora del aparato circulatorio y despierta el magnetismo personal.

 

JASPE AZUL: De color azul grisáceo. Proporciona una apertura intelectual que lo acerca a la meditación y al descubrimiento de la verdad.

 

JASPE VERDE: De color verde. Proporciona un aumento de la fuerza vital y un mejor equilibrio de la dualidad.

 

LAPISLÁZULI: De color azul con variaciones al dorado o plateado. Proporciona una reducción de la excitación sopesando las pasiones y la realidad.

 

MALAQUITA: De color verde. Proporciona una revitalización, a la vez de opera una apertura de en la búsqueda de resultados positivos a las preguntas.

 

OJO DE BUEY: De color marrón rojizo con reflejos oscuros y dorados. Proporciona un aumento de la resistencia física y crea una coraza a las influencias negativas externas.

 

OJO DE HALCÓN: De color azul con tonalidades verdes tornasoladas. Proporciona una apertura mental para la comprensión de la realidad.

 

OJO DE TIGRE: De color amarillo dorado con toques de marrón dorado. Proporciona un aumento de la fuerza interior y mejora la autoestima.

 

ÓNIX: De color negro con estrías grisáceos o verde con gama de marrones. Proporciona un equilibrio emocional y aumenta el control de la voluntad.

 

ÓPALO: De color negro ardiente, verde o azul en gama de violeta. Proporciona un incremento de la vitalidad y permite una mejor comprensión del mundo que lo rodea.

 

RODOCROCITA: De color rosada, con tonalidades pasteles. Proporciona un incremento de las capacidades personales y equilibra los biorritmos.

 

RUBÍ: De color rojo brillante o morado. Proporciona un incremento de la pasión y de los apetitos sexuales.

 

TOPACIO AZUL: De color azul. Proporciona un desarrollo de la comunicación con el mundo.

 

TURQUESA: De color azul opaco con variación al verde y algunas vetas plateadas. Proporciona un aumento de la sensación de bienestar, regulando el sistema respiratorio y provocando una sensación de alegría interior.

 

ZAFIRO: De color blanco o azul. Proporciona un desarrollo de las ondas alfa y permite un estadio de meditación, reduciendo las corrientes negativas del espíritu.

 

¿Realmente funcionan los cristales? El único límite al poder de las piedras son nuestras propias dudas, inhibiciones y falta de imaginación. Originariamente las piedras preciosas y semipreciosas se montaban en joyas porque se reconocía su poder y belleza, y ese poder se aprovechaba mejor cuando la piedra estaba constantemente cerca de su dueño. Con el tiempo se aprendió que la energía podía aumentar o disminuir dependiendo de qué tipo de joya se llevaba puesta y en qué parte del cuerpo (accesorio y lado). La creencia general es que hay que llevar puesta la piedra preciosa/joya en el lado izquierdo para recibir sus propiedades, y en el derecho para proyectar el poder de curación. En posteriores post indagaremos en los poderes de cada gema y cristal y en sus combinaciones curativas.