Las velas: colores y usos en la magia ritual

velas colores2

 
Las velas tienen una enorme importancia en la práctica de la magia ritual. Encender una vela simboliza que estamos haciendo uso de las potencias y energías asociadas al elemento Fuego. Siempre es bueno recordar que los utensilios que utilizamos en los trabajos mágicos son herramientas, apoyos de los que nos valemos para conseguir un fin. Las velas son mágicas en el momento que les otorgamos esa cualidad. Las velas están cargadas de simbolismo en la vida de las personas, forman parte de los rituales religiosos de miles de personas de distintas culturas y religiones.
 
Se pueden utilizar las velas para realizar ejercicios de introspección. La contemplación de su llama ayuda a calmar la mente y favorece la concentración y la meditación. También sirven para canalizar peticiones a entidades elevadas, para agradecer los dones recibidos, para enviar energías a otros seres, encarnados o desencarnados, que las necesiten, etc… Sus usos son múltiples aunque hoy me gustaría centrarme en un aspecto especialmente interesante a la vez que práctico y es la utilización de las velas para peticiones concretas según su color.

 

En muchos rituales de magia, así como para peticiones a ángeles casi siempre forman parte de éstos las velas. Estas son importantes así como su color por la energía que despiden y por la energía que canalizan.

 

SIGNIFICADO DE LAS VELAS SEGÚN SU COLOR

Amarillo: Para cualquier tema relacionado con el dinero: sueldo, deudas, pagos, cobros, hipotecas, bancos, etc.

 

Naranja: Negocios, trabajo, todo tipo de transacciones económicas, ascensos, etc.

 

Marrón: Todo lo relacionado con la casa, la tierra y cualquier tipo de propiedad. La conservación.

 

Azul: Temas del ámbito intelectual, estudios, exámenes, oposiciones, etc. Claridad mental, reflexión, concentración…

 

Verde: Principalmente para temas relacionados con la salud.

 

Rosa: Temas que afectan en el ámbito emocional: pareja, familia, amigos, etc.

 

Rojo: Para asuntos que requieren energía y empuje. Para temas que afecten a la sexualidad. Plano físico de las emociones.

 

Violeta: Protección, trabajos de carácter espiritual y contemplativos.

 

Gris: Para adquirir sabiduría y conocimiento, para los estudios de carácter más elevado.

 

Negro: Limpieza de energías negativas. Nunca utilizo una vela negra sola, siempre acompañada de una blanca para equilibrar.

 

Blanca: Purificación, protección, limpieza… En realidad la vela blanca es un “comodín”, del mismo modo que el color blanco absorbe y comprende todos los colores, la vela blanca contiene todas las posibilidades de las otras velas. Si queremos hacer una petición concreta y no sabemos con exactitud qué color utilizar o si no tenemos una vela del color adecuado, con una vela blanca podremos solventar el problema.

 

En todos los rituales con velas hay que ser siempre muy cuidadoso por el peligro que conlleva le fuego y nunca se debe dejar una vela encendida si no estamos pendientes de ella. Esta guía de colores nos ayudará a la hora de canalizar nuestras peticiones,  debemos recordar que las velas en sí, son solo un objeto. Es la intención que nosotros le pongamos a nuestra petición la que la dotará de la energía requerida en el ritual.