LOS ANGELES Y EL AMOR

«Rápido, hermoso, celestial Cupido,
en la hoguera del Sol la hacha encendiendo,
de dardo breve en oro armó bruñido
la asta, plumas de llama sacudiendo:
dejaba el golpe el corazón herido,
y repetía el golpe, pretendiendo
de codicioso el serafín gallardo
tirarlo para sí, al sacar el dardo.»

La palabra ángel viene del griego y significa mensajero, son  los que comunican a Dios con los hombres y son los que interceden en sus peticiones, por su puesto en sus peticiones amorosas.


Hay un ángel muy conocido, peor que no forma parte de la icnografía cristiana que era Cupido, es el que con sus flechas hace inevitable el amor entre dos ser humanos, en la mitología romana, el dios del deseo amoroso. Según la versión más difundida, es hijo de Venus, la diosa del amor, la belleza y la fertilidad, y de Marte, el dios de la guerra. Se le representa generalmente como un niño alado, con los ojos vendados y armado de arco, flechas y aljaba. Su equivalente en la mitología griega es Eros.


También los ángeles de la cultura judeo-cristina interceden en el Amor, sobretodo entre el amor divino y humano aunque hay otros que pueden hacerlo entre los propios humanos. Cuenta la leyenda que ciertos ángeles cayeron en desgracia cuando se enamoraron de la humanas y yacieron con ellas, dando lugar a seres enormes llamados los nephilim.




LOS ÁNGELES Y EL AMOR VERDADERO



Orígenes del Ángel del Amor





Muchas personas piensan en un bebé travieso con arco y flecha cuando imaginan al Ángel del Amor. En el pasado, existía un dios llamado Eros o Cupido, que fue el representante de esta energía para los griegos y romanos. Con la llegada del cristianismo a Europa, y la conversión de la mayorí­a de las personas a esta fe, se adoptó este antiguo sí­mbolo para representar el amor.



Sin embargo, la percepción del amor ideal para los cristianos echó a un lado el amor romántico, o pasional, para concentrarse en el ágape, o amor por la humanidad.



Los ángeles se convirtieron en ejemplos ideales de este tipo de amor.



Aunque los ángeles sirven y guían a la humanidad en su evolución, la humanidad sufre mucho debido al amor romántico. Este sufrimiento requería atención, y así surgió la necesidad de tener un ángel para el amor romántico.



¿Cómo es el Ángel del Amor?



Este ángel integra caracterí­sticas del antiguo dios del amor con las de los ángeles de las religiones abrahámicas. Responde a los ruegos que tienen que ver con el amor, pero también reconforta cuando el ser humano sufre por este sentimiento.



A veces al Ángel del Amor se le confunde con Cupido, el niñito travieso de las postales de San Valentí­n. En algunas ocasiones se le da un nombre propio, como Anael. Muchas veces se llama arcángel. También se dice que son muchos los ángeles del amor y que cada uno representa un aspecto de este sentimiento.



¿Quién es el Ángel del Amor?



Algunas teorías acerca de la creación de los ángeles dicen que cuando un ser humano necesita un ángel, Dios lo crea. Los asuntos de amor, como la amistad, los romances, las bodas, el placer y la armonía en el matrimonio y en todos los aspectos de la interacción romántica, son el trabajo del Ángel del Amor.



Alguna gente le llama Anael al Ángel del Amor. Se le invoca cuando se necesita amor de pareja. También se le invoca cuando se trata de amistad o relaciones familiares. Anael está encargado del amor universal. Integra las energí­as del ágape y del Eros en la vida humana.





OTROS ÁNGELES DEL AMOR



Adriel: Se encarga de ayudarte a resolver los problemas en las relaciones amorosas.



Atliel: Es el ángel que ayuda con la fertilidad y la pasión.



Darachiel: Es el ángel encargado de cuidar los amores nuevos y las amistades que pueden convertirse en amor. También ayuda a encontrar el amor verdadero.



Ergediel: Este ángel te ayuda a lograr compromisos firmes y duraderos.



Geliel: Cuando es necesaria una reconciliación, este ángel calma los ánimos y ayuda al ser humano a llenarse de valor por medio del amor.



Iris: Es el ángel que reconforta en las situaciones difí­ciles cuando la comunicación no fluye y la pasión se vuelve un nudo en el pecho.



Mihael: Es el ángel del amor que perdura. Este ángel te ayuda a cuidar del amor y protegerlo de los egos y las equivocaciones humanas.



Rachiel: Es el ángel del romance que aí­sla a los enamorados mientras están en esta etapa de su relación.



Requiel: Si ha llegado la hora de partir, y parece imposible, este ángel te ayuda a dejar ir con paz y compasión a ese ser que no es bueno para ti en estos momentos.



Sereda: Cuando las cosas no van bien en tu familia y hay peleas o disgustos, este ángel te ayuda a disolver todo lo malo. Realza el amor y los lazos familiares.



El Ángel del Amor es el enviado de Dios que cuida de los asuntos del alma para que los caprichos de ésta no se interpongan en el crecimiento de los seres humanos. Así ayuda al ser humano a realizar su verdadera misión en esta vida. ¿Cuál es? Es aprender a amar.



El ser humano fue hecho por el amor y para el amor. Cuando se sufre, se siente rencor o el dolor hiere el alma, el Ángel del Amor cuida que siempre la luz de Dios sea más brillante.